La Familia; el origen del Cambio

Alfonso Osorio

La Familia; el origen del cambio


Pro.22:6 
Instruye al niño en su camino,Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

2Tim. 1:5
trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 


La familia es el núcleo donde el ser humano adquiere sus primeras convicciones y principios que le guiarán el resto de su vida. Por eso es importante que en el Corazón del hijo se siembren los principios bíblicos. Hay 3 responsabilidades de los padres para con los hijos y estas son: AMAR, ENSEÑAR Y DISCIPLINAR. 

ENSEÑAMOS CON EL EJEMPLO Y CON LA INSTRUCCIÓN. 

Prov. 6:20-23 
Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre,
Y no dejes la enseñanza de tu madre;
Atalos siempre en tu corazón,
Enlázalos a tu cuello.
Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán;
Hablarán contigo cuando despiertes.
Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz,
Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,

Pro.22:6 
Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.


Estas citas bíblicas nos recuerdan que nuestro ejemplo habla más fuerte que nuestras palabras.

En Efe.6:4 el apóstol Pablo hace referencia a dos palabras: "Disciplina y amonestación" que también podemos emplear sus sinónimos, Instrucción, Educar y Disciplinar.
Instrucción es impartir conocimiento, mientras que Educar es adiestrar, desarrollar las facultades, para que la persona aproveche la enseñanza y a esto también corresponde la disciplina forjando carácter y parámetros sanos.


 ¿QUE ENSEÑAMOS? 


  1. Respeto. Prov.20:20 "Al que maldice a su padre o a su madre, Se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa." El respeto se enseña desde niños y se practicará siempre. 
  2. Gratitud. "Por favor y Gracias, nunca pasarán de moda" y deben de ser enseñados. 1Tes.5:18 "Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús."
  3. Integridad. Prov.19:26 "El que roba a su padre y ahuyenta a su madre, Es hijo que causa vergüenza y acarrea oprobio." La honestidad se enseña y practica no puede ser teórica solamente. 
  4. Diligencia. Pro.10:5 "El que recoge en el verano es hombre entendido; El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza." Enseñemos a ser responsables, prontos y cumplidos con nuestro ejemplo. 
  5. Moralidad. 2 Tim.2:22 "Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor."
  6. Los caminos de Dios. Dt.11:18-21 "Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas; para que sean vuestros días, y los días de vuestros hijos, tan numerosos sobre la tierra que Jehová juró a vuestros padres que les había de dar, como los días de los cielos sobre la tierra."
     

Nuestro hogar puede ser un "pedacito de cielo" en la tierra o viceversa "un pedazo de infierno", todo depende de que enseñanza reine en casa, enseñemos el carácter de Dios.

Imagina una casa donde reina la Falta de respeto, la ingratitud, la falta de integridad, pereza, inmoralidad y donde todos siguen el camino del egoísmo, esa será la culpa de los padres si nuestro hogar parece infierno en lugar de cielo.

NUNCA ES TARDE 

Probablemente no ha sido así en casa, probablemente el Evangelio apenas esta llegando a casa. "Si hubiera sabido esto antes" puede ser el pensamiento que describe nuestra situación, pero ahora ya sabes estos principios, la Luz ha llegado a tu vida, y es tiempo de Nuevas bases.

Cambios en nosotros mismos, producirán cambios al rededor y nuestras palabras se verán respaldadas por conductas transformadas que no dejan lugar a dudas de la veracidad de la dirección que en Dios hemos tomado.
Coloquemos nuevas bases, corrijamos en su Palabra aquello que no hicimos y pidamos la ayuda del Espíritu para que podamos reedificar nuestros hogares.

Comentarios

Entradas populares